Hace 10 años, las computadoras de escritorio eran uno de los aparatos más utilizados por los usuarios y, generalmente, a la hora de adquirirlas el vendedor les ofrecía inteligentemente un estabilizador de tensión.

Sin embargo, con el paso de los años, el mercado de las PC fue superado por el exponencial crecimiento de las notebooks, haciendo que naturalmente se produjera una caída en la demanda de dispositivos protectores contra variaciones y cortes de tensión eléctrica.

En este sentido, si se produce daño en una computadora portátil es mucho más difícil conseguir un repuesto; algo que podría evitarse con la adquisición de un estabilizador.

Los estabilizadores de tensión TRV Electronics están especialmente diseñados para absorber los picos de tensión, tanto de alta como de baja, prolongando la vida de alimentación y evitando dolores de cabeza de los usuarios.

Además, uno de estos dispositivos también es ideal para conectar a cualquier televisor y a aparatos que tradicionalmente lo acompañan, como un reproductor, cañón, home theater, decodificador o cualquier otro de este tipo.

¿Y la diferencia entre un estabilizador y una USP? Que el primero es el encargado de mantener estable la tensión de salida del tomacorrientes, protegiendo a los equipos conectados de altas y bajas en el voltaje de línea, mientras que las UPS, además de cubrir ante cortes de energía, agrega la capacidad de mantener la tensión adecuada durante un periodo determinado de tiempo; como si la energía no se hubiese cortado.

Ambos dispositivos funcionan como un aliado perfecto para cualquier tipo de dispositivo que se conecte cotidianamente a la red eléctrica, mientras que juntos ofrecen un poderoso combo de protección recomendable para trabajar, educarse o, por qué no, disfrutar del tiempo libre.

Compartí esta nota: